• Jesid A. Díaz

Responsabilidad y determinismo: Por qué el calvinismo es falso

Hace algunos días, en una lectura de madrugada (2 a.m.), estaba revisando el capítulo 2 del libro Metaphysics (InterVasity Press, 1983) de William Hasker. Ahora, Hasker es un filósofo indudablemente brillante. En la actualidad, es uno de los mayores (¿o el mayor?) crítico del molinismo, y un pensador filosóficamente articulado que ha escrito diversas veces contra el teísmo clásico en general, y defendido la controversial teoría del Teísmo Abierto (la opinión de que Dios no conoce exhaustivamente el futuro).


Cuando llegué a la sección donde discutía a favor del libre albedrío incompatibilista (particularemente su segundo argumento, que el determinismo socava la responsabilidad moral), me encontré pensando para mí mismo "Bueno, ¿esto no podría aplicar para el calvinismo también?". Mi razonamiento, tomando de partida el argumento de Hasker, podría esbozarse como sigue:

1. Si todas las acciones humanas están causalmente determinadas, entonces nadie es nunca responsable por cualquier acción. (P → Q)

2. Pero en muchos las casos las personas son moralmente responsables de sus actos. (¬ Q )

3. Entonces no todas las acciones humanas están causalmente determinadas. (¬ P, MT)


Pero esto es inconsistente con el Calvinismo, dado que el Calvinismo está comprometido con:


4. Si el calvinismo es cierto, Dios es la causa de absolutamente todo lo que sucede, incluyendo las acciones humanas.


Entonces,

5. El Calvinismo es falso. (de 3 y 4).

¿Qué podría decirse de cada premisa? Bueno, el Argumento de Consecuencia de Peter Van Inwagen podría apoyar la premisa 1. Su argumento dice, básicamente, que si mi acto de levantar la mano en t1 es la consecuencia necesaria del pasado y las leyes de la naturaleza. No puedo cambiar el hecho de que levantaré mi mano en t1, entonces, dado que el pasado y las leyes de la naturaleza están fuera de mi control se deduce que el hecho de que levante mi mano en t1 también está fuera de mi control. Generalizando, dado que todas mis acciones son las consecuencias necesarias del pasado y las leyes de la naturaleza, no tendría control de absolutamente nada de lo que hago. Ahora cambie "el pasado y las leyes de la naturaleza" por "la voluntad eficaz de Dios" y tenemos un argumento contra el determinismo teológico. Ahora, ¿por qué nadie sería nunca responsable? Uno pensaría que un criterio para la responsabilidad moral es que el hombre sea la fuente última de su decisión, y que ninguna causa externa la provoque (tal que no pueda hacer lo contrario). Si ese principio es cierto (y parece prima facie evidente) entonces la premisa 1 se levanta.


Por supuesto, nadie (asumo) negaría la premisa 2. Parce inmediatamente obvio que es cierta. La premisa 3 es una simple consecuencia lógica de las premisas anteriores. Si alguien la niega, deberá negar la premisa 1 o la premisa 2.


Por último, ¿es cierto que el calvinismo está comprometido con (4)? Simplemente no puedo ver cómo no es el caso. Considere lo siguiente:

(S) O Dios es la causa de todo lo que sucede, o no es la causa de todo lo que sucede.

Entonces, una de estas afirmaciones debe ser cierta (por la Ley de Medio Excluido). ¿El calvinismo estaría dispuesto a conceder que Dios no es la causa de todo lo que sucede? Si es así, ¡bienvenidos al arminianismo (o no-calvinismo)! Por ejemplo, considere la siguiente afirmación de la Confesión de Fe de Westminster, en el capítulo tres Del Decreto Eterno de Dios:


I. Dios desde la eternidad, por el sabio y santo consejo de su voluntad, ordeno libre e inalterablemente todo lo que sucede. (1) Sin embargo, lo hizo de tal manera, que Dios ni es autor del pecado (2), ni hace violencia al libre albedrío de sus criaturas, ni quita la libertad ni contingencia de las causas secundarias, sino más bien las establece. (3)


La afirmación resaltada parece esencialmente idéntica a (4). Por supuesto, dice que "lo hizo de tal manera, que Dios ni es autor del pecado, ni hace violencia al libre albedrío de sus criaturas". Lamentablemente, esta afirmación supone una forma particular de libre albedrío conocido como compatibilismo. Pero el Argumento de Consecuencia de Peter Van Inwagen en la premisa 1, de ser sólido, socavaría este entendimiento del libre albedrío para favorecer el incompatibilismo. Si el incompatibilismo es cierto, la aclaración recién citada de la Confesión termina por ser metafísicamente imposible y por lo tanto falsa.

Naturalmente, la premisa 5 sigue fluidamente de las premisas anteriores.

Como dije, este argumento simplemente explotó en mi cabeza en una lectura de madrugada. Hay varias formas en que un calvinista podría responder. Pero en todo caso, establece que es razonable (quizá más que su contrario) pensar que el calvinismo es falso. Solo quería compartirlo aquí porque, bueno, se me antojó.

Con esperanza,

J.

241 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo